Cómo vivir en una ciudad más joven que tú

Cómo vivir en una ciudad más joven que tú

¡MJ es más vieja que Cancún!

Pues sí. Esa es la realidad. Tengo que reconocerlo. ¡MJ es más vieja que Cancún!

Me he venido a vivir a una ciudad más joven que yo. Le saco muy poquitos años, pero la verdad es que yo soy más grande, más vieja, como decimos en España.

Vivía en Córdoba, una maravillosa ciudad Patrimonio de la Humanidad unos cuantos años “más joven que Cristo” (169).  Me vine a vivir a Cancún, otro maravilloso lugar, pero que en este caso, resulta ser más “joven” que yo. Curioso, ¿verdad?

Hace apenas cuatro décadas, pocos sabían de la existencia de Cancún. Manglares, selva virgen y playas inexploradas. Su propio nombre KanKun, significa en maya “nido de serpientes”. Ya os podéis imaginar por qué.

A principios de los años setenta, las nuevas tecnologías revolucionaban el mundo.  En ese contexto, hacer un centro turístico con todas las comodidades, partiendo de la nada, y además en tiempo récord, era todo un reto. Bueno, de la nada no. De una jungla salvaje.

Ahora que me he puesto a investigar para escribir este post me he quedado asombrada.  Yo que me dedicaba a algo parecido en España. Esto sí que es hacer un verdadero Plan Estratégico o Turístico.

En 1974 empezaron a funcionar los primeros hoteles en Cancún. Hoy se ha convertido en el destino turístico más importante de México y uno de los mejores del mundo. Impresionante, ¿no?.


cancun-1970-2012

Yo desconocía esto cuando llegué a Cancún. Pero voy aprendiendo diariamente a la par que mis hijos lo estudian en la escuela.

Una española en Cancún

Cuando ves “Españoles por el Mundo” nunca piensas que tú puedes ser uno de ellos. ¡Pues hala!. Ahora soy una española viviendo en Cancún. Y  voy entendiendo poco a poco algunas cosas que antes no comprendía y que precisamente se deben a esa juventud. (no mía, sino de Cancún).

Siempre he dicho que muchos aspectos de la vida en Cancún me recuerda a la vida en España hace 40 años. Ahora están en pleno desarrollo de infraestructuras, carreteras, construyendo zonas residenciales, nuevos servicios. Tanto por hacer…

En los supermercados (aquí son los súpers) aún te regalan las bolsas. Los carritos no tienen moneda para insertar (y claro, tal y como pasaba en España casi nadie lo dejamos en su sitio).

En todos, independientemente de la cadena a que pertenezcan, hay equipos de voluntarios. Suelen ser personas mayores, jóvenes y a veces también personas con alguna discapacidad. Te empacan la compra en bolsas y si quieres te la llevan al coche (camioneta aquí). Por la propina que quieras darle. Y siempre, siempre, con una sonrisa en la cara. Muchos de ellos ya son amigos míos.

Voluntarios en los súper de Cancún

MJ con Voluntarios en un súper de Cancún

Es impresionante lo educados que son todos aquí. Y eso también me ha llamado la atención y me ha recordado a España hace muchos años. Hoy día, por desgracia, allí se están perdiendo muchos de los valores que sigo viendo aquí.

Los amigos y amigas de mis hijos siempre saludan con besos cuando te ven. Incluso si hay varias personas mayores que no conocen. Saludan igual. Da gusto.

Si estás desayunando o comiendo en algún sitio, cualquier persona que entre te dice “Provecho” o “Provechito”, te conozca o no. En cualquier tienda o súper se despiden con la frase ¡ Que tenga un buen día¡. ¡ Qué esté bien¡. ¡Qué pase bonito día¡. Al principio te extraña, pero luego te vas acostumbrando. Y ya se lo decimos nosotros a todo el mundo. ¡Así es que iros acostumbrando a mis nuevas expresiones¡.

En cambio, por otro lado, aquí están empezando ahora a concienciar fuertemente sobre la necesidad de ponerse el cinturón de seguridad en el coche (camioneta). Me sorprende mucho ver a niños, pequeños la mayoría,  sin cinturón en el asiento delantero, o de pie detrás sin cinturón. Y a mis hijos les sorprende aún más. Ellos están acostumbrados, desde chiquitos, a montarse en el coche y ponerse el cinturón.

Aquí están “ahorita mismo” en pleno proceso de concienciación. Como en España hace 10-15 años.  Por cierto, en otro post hablaré, con todos mis respetos, del “ahorita mismo” mexicano  y de cómo, esas dos únicas palabras, me han ayudado a fortalecer mi tan pequeña y agotada paciencia.

Son estas pequeñas cosas del día a día las que vas descubriendo cuando vives en una ciudad diferente, de un país diferente y en un continente diferente.

Como adaptarse a vivir en Cancún

Pero la clave es la adaptación. Es fundamental que te adaptes lo más rápido posible. Como en todos los sitios del mundo, hay cosas buenas y otras no tanto. Pero soy de las pienso que cuando llegas a un sitio nuevo tienes que saber disfrutar de lo bueno que te está ofreciendo. E intentar minimizar las cosas no tan buenas, o que a ti te parece que no lo son  (esto último tengo que reconocer que me lo repito varias veces al día en determinadas situaciones). Me digo, MJ, minimiza, minimiza, minimiza, minimiza,….

Y hay que adaptarse lo mejor posible a las costumbres, al idioma. Sí, sí. Habéis oído bien. Al idioma. Que aunque hablemos castellano, a veces pienso que no hablamos el mismo idioma. Es como en las distintas regiones de España. Hay muchas expresiones y acepciones diferentes de algunas palabras.

Un ejemplo. Aquí en México la palabra “coger” (me perdonáis mis amigos mexicanos pero debo ponerla) es una palabra muy muy fea. Vamos, una palabrota muy gorda como decimos en España.

Pues bien, queridos amigos mexicanos, en España resulta que se coge todo. Cogemos el teléfono, un taxi, cogemos una cosa del suelo, cogemos un resfriado, en fìn,,,,lo dicho, todo. El verbo coger según la Real Academia Española significa asir, agarrar, alcanzar, pillar, tomar, hallar, encontrar a alguien, alcanzar a alguien, aprender, y muchos significados más. Y además en su significado número 31 pone (intr. vulg. Am. Cen., Arg., Bol., Méx., Par., R. Dom., Ur. y Ven. Realizar el acto sexual).

Pues os prometo que en el tiempo que llevo aquí intento agarrarlo todo. Muchas veces reconozco que se me olvida, muchos años hablando así. Y entro en el súper con mi hijo el pequeño, y con esa voz tan suave y melodiosa característica mía y del 80% de los españoles, le grito a mi hijo….¡¡¡Coge, coge un carrito por favor¡¡¡¡. Y mi hijo me mira con cara de espanto, viene corriendo hacia mí, me aprieta el brazo y me dice avergonzado….¡ Mamá¡¡. Que agarres el carrito¡. Incluso, ahora, antes de entrar, y por si acaso, me recuerda que por favor “no coja nada”.

Tengo que deciros que mis hijos desde el primer día es como si hablaran otro idioma más, el  mexicano. Se han adaptado a la perfección en ese sentido.

Y yo, poco a poco voy aprendiendo.

Así es que lo dicho. A mis amigos españoles, cuando vengáis a Cancún, intentad “no coger nada”. Y a mis amigos mexicanos, os prometo que estoy en proceso de “agarrar todo”.

Bueno, todo todo no. Espero no agarrar el dengue, o el chicunguya, o el zkica tan de moda ahora por aquí. No será porque no me pican mosquitos. Que deben de saber cuándo llegamos los nuevos porque nos atacan sin compasión. Todos me dicen que es hasta que el cuerpo se aclimata y se acostumbra y yo espero ansiosamente que llegue ese momento.¿ Veis? Otra de las cosas que están cultivando y fortaleciendo mi paciencia.

Pero no hay mosquito que te quite el placer de ver un amanecer o un atardecer en Cancún, o de disfrutar de sus playas. O de la gente que vive aquí.  O de otras muchas cosas que ya os iré contando y enseñando. Indudablemente me ha tocado vivir en un paraíso, al que aún le faltan muchas cosas, pero en definitiva un paraíso.

Atardecer en Cancún

Atardecer en Cancún. Un domingo cualquiera

2016-10-01-12-20-35

MJ en Cancún



Bueno, pues ya conocéis un poquito más de cómo se vive en Cancún.

Y sobre todo. ¡Qué es más joven que yo! Aunque realmente sé que estáis pensando que no lo aparento. ¿Verdad?

Si queréis, ya os seguiré contando. Hay más, mucho más.

¡Que paséis bonito día¡

 

7 comentarios
  1. Carmen Jiménez Salcedo
    Carmen Jiménez Salcedo Dice:

    Me gusta tanto como eres !!!! Siempre contagiando buena energía y haciéndote sentir cerca. Sigue contándonos cosas, a parte de aprender te sentimos aquí al lado.

    Responder
    • María José Peña
      María José Peña Dice:

      Ay Carmen. Muchas gracias amiga mía. La verdad que es forma de estar más cerca verdad?. sabes que os espero aqui. Un beso

      Responder
  2. Maria Gómez Maestre
    Maria Gómez Maestre Dice:

    Holaaa cordobesa, mucho animo y mucho arte !
    Ya mismo estarás adaptada perfectamente, con lo apaña que eres te comerás Cancún en un plis plas.
    Me alegro de que nos niños estén tan integrados y adaptados……son. niños y tienen unas capacidades de aprendizaje bestiales.
    Me encanta leerte Mj, leerte pronto.
    Un besazo.

    Responder
    • María José Peña
      María José Peña Dice:

      Muchas gracias María. Seguiré contando cosas, es una forma de no irme de alli en cierta manera. Pero cuentame de tu Maltrapillo vale?
      Mil besos

      Responder
  3. Pilar
    Pilar Dice:

    Como me gusta tu blog. Con tus blog vamos conociendo Cancún. Me alegro mucho que los cuatro estéis bien. Un beso enorme para los cuatro.

    Responder
  4. Ana garrido varo
    Ana garrido varo Dice:

    Mira que eres graciosa. Parece que te estoy viendo alli!! Me trabsportas , me haces sentir muy muy orgullosa en tener un pokito de parte en eso de que siendo tan Cordobita seas capaz de gozar tsnto fuera de ella. Al musmo tiempo un poco de envidia, de no ser yo tambien mas joven que cancun !! Muchos besos y gracias por compartir tu dia a dia

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *