MJ viajando por el mundo. Volando voy..volando vengo.

Cuatro países en 25 días. Seis vuelos, mucho aeropuerto, trenes y taxis. Cambio de maletas, calor, frío, lluvia, invierno y verano. Primero traje de baño y luego traje de chaqueta y corbata. Visita a buenos amigos. Ver a la familia.  Volver a Córdoba en Abril. Todo ello en menos de un mes.

No está nada mal. No. Esto me va a dar para unos cuantos post. Ya veréis.

IMG_20170408_175137_533-756x694

Volando sobre la arena y el agua de Punta Cana. Disfrutando de la vida

 “Viajar es un ejercicio con consecuencias fatales para los prejuicios, la intolerancia y la estrechez de mente”. – Mark Twain  

Volando voy…

 Así hemos pasado este mes de Abril. Volando. Y así se me ha pasado también el tiempo…volando.

Este año era un poco especial. Además de acompañar a mi marido en Semana Santa a su correspondiente ruta de trabajo, teníamos viaje obligado a España. La Primera Comunión del peque, (mi bebé) y precisamente por eso, la última de nuestra casa.

Así es que nuestro plan de viaje consistía nada menos que en cuatro países (México-Panamá-República Dominicana- España). Y en algunos cuantos vuelos. Seis para ser más exactos. Y con lo que a mi me gusta volar….

¿Os acordáis de cuando escribí mi primer post sobre mi miedo a los aviones?. https://www.elblogdemj.com/sensaciones-mj-r…s-llegada-cancun/

Pues ya os digo que no hay mejor medicina para vencer los miedos. Y al final te acabas acostumbrando. No digo que ya me guste volar. Que no me gusta. Nada. Pero ya va desapareciendo esa sensación de ansiedad y pellizco en el estómago al subir al avión.

Y después de viajes de más de 10 horas, cuando haces vuelos cortos de dos y tres horas te parece lo más.

Además, y según dice Mark Twain, nuestra mente es cada vez más amplia y nuestra intolerancia y prejuicios cada vez más pequeños. Bueno, hay que mirar el lado positivo.

El caso es que, al regresar de nuevo a Cancún, mis hijos habían contabilizado su vuelo número 25 en los casi dos años que llevamos aquí.  Y cada vez se desenvuelven mejor. Ya podrían viajar solos sin problema. Eso no tiene precio.

Y yo voy superando poco a poco mi miedo a volar. Y sigo confiando en Evelop. Excelente la tripulación y sus aviones. Os los recomiendo.

20170501_135617

Avión Evelop. Preparado para despegar destino a Cancún. Aeropuerto Adolfo Suárez (Madrid).

 “Por el camino…yo me entretengo”

Pues como dice la canción, entre vuelo y vuelo también hemos estado en muchos sitios.

Las dos primeras semanas hemos acompañado al papi en su ruta habitual de trabajo en Semana Santa, Punta Cana y Panamá.

Los niños tenían vacaciones esas dos semanas (Spring Break). Y yo, he seguido indicaciones del cura que nos casó. “En lo bueno y en lo malo”. Ya he estado en lo malo muchas veces, así es que en esta ocasión tocaba lo bueno.

El a trabajar y nosotros a descansar..

En Punta Cana le hemos acompañado en alguna ocasión y hemos podido disfrutar de sitios maravillosos. Aún con lluvia.

20170410_121210-1008x756-252x189

Punta Cana bajo la lluvia.

Y sobre todo disfrutar de lo bonitos y bien cuidados que están los campos de golf y los jardines de los hoteles que hemos visitado. No quiero señalar a los responsables..

20170410_130309-756x576

Hotel Blue and Sand en Punta Cana. Excelente hotel. Muy recomendable para familias. Excelente trato e instalaciones. Y de los jardines….ya ni hablamos..

20170411_100709-756x1008

Hotel Hard Rock Punta Cana. Uno de los mejores hoteles que he visitado nunca. Excelente comida, instalaciones, jardines, campo de golf, playa. En fin. Hay que visitarlo.

20170411_121615-1008x756

En Panamá ha sido un no parar. Primero hicimos parada unos días en Coronado. En el Hotel Coronado Golf and Beach. Un hotel ideal para los amantes del golf, con un ambiente familiar estupendo y al lado de la playa (aguas del Pacífico). Muy recomendable.

20170418_202849-555x756

Campo de Golf Coronado. Hotel Blue Bay Coronado Golf and Beach. (Panamá). Excelente para amantes del golf y familias.

“Un viaje se mide mejor en amigos que en millas” – Tim Cahill

Pero lo más importante de nuestra visita a Panamá es ver a nuestros amigos allí. Amigos que hemos descubierto hace poco pero que nos hacen sentir como en casa. Es el segundo año que los visitamos.  Los adoramos.

Y este año, además, cumplí años en Panamá. Nada más y nada menos que 48 abriles. Y hasta tuve mi pastel de cumpleaños sorpresa. Y en la mejor de las compañías.

IMG-20170418-WA0023-192x256

Soplando las velas. 48 Cumpleaños. Ciudad de Panamá.

Luego regreso a Cancún dos días. Justo para cambiar maletas y cenar con otros buenísimos amigos. Otros españoles por el mundo. En este caso Washington. Tan lejos y a la vez tan cerca.

Y de nuevo al aeropuerto. Esta vez a cruzar el charco. Rumbo a España.

Viaje relámpago de una semana. Semana que la hemos querido estirar como si fueran dos, pero que nos han faltado días de 48 horas.

No me ha dado tiempo de ir al Mercadona, pero si de dar algunos paseos por mi querida Córdoba con mis hermanas, las abuela y los sobris. Preciosa en Abril, aún con lluvia y frío. Preparando las Cruces y los Patios.

20170422_184914(0)

Paseo de primos por Córdoba.

Cuánto disfrutas las cosas cuando no las tienes.

Pero el motivo de la visita era la Primera Comunión. Y ahí nos hemos centrado. No daba tiempo a más.

Pero eso ya será tema del siguiente post. No quiero cansaros.

Hablando de cansancio. Aunque este viaje ha sido intenso y cansado, lo hemos disfrutado al máximo.

Para eso tomamos esta decisión cuando cruzamos el charco. Estar juntos los 4. El tiempo que podamos. Saber estar para lo bueno y para lo malo.

Aprovechar y disfrutar de lo que nos vaya ofreciendo la vida.

Y darle gracias a Dios. Todos los días.

 

 

 

 

3 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *